Primera página>Entrevistas

Vicecanciller de Uruguay: “El Gobierno chino ha acompañado a su gente”

2018-04-08 13:06:00 Source:China Hoy Author:ABEL ROSALES GINARTE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

El vicecanciller uruguayo, Ariel Bergamino, durante su visita a China para asistir a la IX Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas Uruguay-China.

Por ABEL ROSALES GINARTE

El vicecanciller uruguayo, Ariel Bergamino, realizó una visita a China y Mongolia entre el 28 de marzo y el 4 de abril. Durante su estadía asistió a la IX Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas, en la cual China y Uruguay reafirmaron la voluntad de seguir profundizando el acuerdo de asociación estratégica firmado por los presidentes Tabaré Vázquez y Xi Jinping en octubre de 2016.

Uruguay exporta la mitad de su producción cárnica a China, lo que genera 1200 millones de dólares al año. El 30 % de las ventas al exterior de Montevideo tienen como destino el país asiático, que es el principal destino de las exportaciones uruguayas. El presente año se va consolidando como uno de los más intensos en visitas e intercambios oficiales. Entre abril y agosto llegarán a China los ministros de Educación y Cultura, María Julia Muñoz; de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech; el canciller Rodolfo Nin Novoa; el intendente de Montevideo, Daniel Martínez; y la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky.

Por sus niveles de crecimiento y oportunidades de inversiones, Uruguay se ha posicionado como el pequeño gigante de América Latina. El vicecanciller Ariel Bergamino conversó con China Hoy en Beijing sobre la participación de su país en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y el futuro de los vínculos entre ambas naciones, que en 2018 celebran 30 años de relaciones diplomáticas.

China Hoy (CH): La Iniciativa de la Franja y la Ruta es un proyecto prioritario para el Gobierno chino. ¿Qué planes con visión de futuro tiene Uruguay en ese sentido?

Ariel Bergamino (AB): Tenemos un estado, que son las excelentes relaciones entre China y Uruguay; tenemos una ocasión, que es el 30.° aniversario de relaciones diplomáticas; tenemos algunos instrumentos, como la Asociación Estratégica Uruguay-China vigente desde 2016 y la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Por ahora lo que estamos haciendo es afianzarlos, me refiero a las relaciones existentes, al intercambio comercial y explorar posibilidades para lograr la integralidad de la Asociación Estratégica y así darle un mayor papel a China como socio en materia de cooperación financiera e inversiones en nuestro país.

Existen una serie de proyectos, como la fase licitatoria para la construcción de un ferrocarril central. Es un tramo de unos 800 km que va desde el centro del país hasta el puerto de Montevideo, y por el cual se sacaría buena parte de la producción de pasta de celulosa de Uruguay. Ahí también se incluye el plan estratégico en infraestructura que está organizando nuestro país, el cual requiere inversiones importantes para las dimensiones del Estado uruguayo de cerca de 12.000 millones de dólares, y pensamos que China puede jugar un papel destacado en esa área.

CH: En esta visita usted sostuvo un encuentro con los directivos de la Comisión de Desarrollo y Reforma de China. Precisamente, este año se celebra el 40° aniversario de la política de reforma y apertura. Gracias a su crecimiento, Uruguay se ha posicionado como el pequeño gigante de América Latina. ¿Desde la posición de su gobierno, cómo valoran la revitalización de la reforma y apertura que propone China?

AB: Se sigue con enorme atención este proceso. En el devenir de los pueblos lo importante son las tendencias, y las tendencias hace 40 años eran repensar a China y su inserción en el mundo. Es lo que tenemos que hacer todos siempre. Gobernar no es solamente atender las urgencias inmediatas del presente, sino también adelantarse al futuro, preverlo en lo que él mismo tiene de previsible. La tarea de los gobiernos es anticiparse. Gobernar es acompañar a la gente en todas las etapas de la vida. La gente no reclama que le programen la vida, tampoco quiere que la dejen tirada a la intemperie. El Gobierno debe de cumplir sus funciones con luces largas que permitan ver el futuro. Así como cuando conducimos un vehículo, gobernar es también conducir con las luces largas.

China, con su propia trayectoria histórica, siempre se ha manejado con luces largas, y tanto ha acompañado a la gente que, en los últimos años, 700 millones de chinos han salido de la pobreza. Eso sí que es acompañar. Este año, en enero, recibimos en Uruguay al canciller chino, Wang Yi, y esperamos que el presidente Xi visite nuestro país en 2018. Será una oportunidad para formalizar nuestra adhesión a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y para comenzar a trabajar en los estudios previos y conjuntos hacia un eventual tratado de libre comercio entre ambas naciones. Testimoniaremos el afecto y el cariño de Uruguay hacia China y su presidente Xi Jinping.

El vicecanciller Ariel Bergamino le dijo a China Hoy que China y Uruguay han reafirmado la voluntad de seguir profundizando el acuerdo de asociación estratégica firmado por los presidentes Tabaré Vázquez y Xi Jinping en 2016.  Fotos de Abel Rosales Ginarte

CH: ¿Cómo valora esta visita suya a China, teniendo en cuenta que este año se cumplen además tres décadas de las relaciones entre los dos países?

AB: La estadía ha sido breve, pero la agenda, intensa y calificada. Mantuvimos consultas políticas, como parte de los mecanismos establecidos entre Uruguay y China. Se dan a nivel de viceministros de Exteriores, y con la contraparte china no solamente repasamos los distintos aspectos de la relación bilateral y la situación excelente en la que se encuentran, sino que también identificamos áreas en las cuales queremos profundizar para hacer avanzar esa relación.

Desde 2017 China y Uruguay tienen una asociación estratégica que se edifica cada día y hay que darle contenido en distintas áreas. Su objetivo es alcanzar la integralidad como diálogo bilateral, comercial, de cooperación, de intercambio cultural, deportivo, científico y tecnológico. Somos países distantes geográficamente, diferentes en trayectorias históricas y culturales, pero no indiferentes. Abordamos aspectos de la relación entre el Mercosur y China, y dentro del Mercosur promover un mayor diálogo entre ese bloque regional y China, que será esencial durante nuestra presidencia pro tempore del Mercosur en el segundo semestre de este año.

Hablamos también de la CELAC y China, y el funcionamiento del diálogo. Mantuvimos contactos en el Ministerio de Comercio. Basta decir que China es hoy el principal socio comercial de Uruguay para tener una idea de la importancia de este contacto. El intercambio comercial lo queremos profundizar más aún. También aspiramos a que el importante rol que juega China en materia comercial también sea en inversiones. Uruguay no es un país perfecto, pero es un país estable y confiable. Contactamos con la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma. Revisamos ahí una vasta agenda de asuntos en común, identificamos algunas líneas y áreas de acción en el futuro porque en todas las áreas en el marco de esta asociación estratégica podemos avanzar aún más. Existe una agenda muy nutrida, sustanciosa, que nos va a permitir ir construyendo y dándole integralidad a la Asociación Estratégica entre Uruguay y China.

Para los países de América del Sur que tenemos un balcón en el Atlántico, asomarnos a esta parte del mundo es importante no solamente porque es parte de la realidad, sino porque también nos da una dimensión diferente para interactuar e integrarnos. El país al que muchos llamaron la “Suiza de América”, también se abre al mundo sabiendo que estar en el mundo tiene sus costos, pero no tiene un costo mucho mayor. Más allá de las asimetrías, todo esto demuestra cómo dos países tan diferentes en todos los sentidos pueden ser buenos socios, y en eso podemos ayudar y ayudarnos.

CH: ¿Qué tipo de inversiones precisa Uruguay actualmente?

AB: Uruguay necesita un plan de infraestructuras. En esa materia no partimos de cero, pero tenemos que mejorar mucho. Nuestro Gobierno despliega un plan de infraestructuras para 2020 que se prolongará más allá de esa fecha y para eso necesitamos inversiones. China puede ser un buen inversor en esa materia.

Cabe la posibilidad de que el Mundial de Fútbol 2030 se realice entre Uruguay, Argentina y Paraguay. Un evento de esas características exige una estructura adecuada y ahí hay una posibilidad de inversiones. Otra más próxima, como ya dije, es que Uruguay necesita mejorar sustancialmente su red de ferrocarriles para sacar sus producciones de madera y pasta de celulosa. Deseamos inversiones chinas en Uruguay y ofrecemos estabilidad y confiabilidad. No somos inmunes, pero también ofrecemos transparencia.

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号