Primera página>Análisis

América Latina y la Franja y la Ruta

Source: Author:WANG YIWEI*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
¿Qué tipo de cambios profundos conllevaría la Franja y la Ruta para las relaciones entre China y el mundo? ¿Cómo se debería desarrollar la Franja y la Ruta en el futuro? ¿Cuál es su relación con el modelo chino y con la globalización?

 

La Iniciativa de la Franja y la Ruta no es solo impulsada para resolver los problemas de la transición y la reestructuración del desarrollo económico de China, sino que también ofrece una solución a los problemas generales del mundo.
13 de diciembre de 2018. La empresa china BYD entrega 100 autobuses eléctricos K9 en Santiago de Chile.

 

Pobreza, desigualdad y administración

 

En primer lugar está el problema de la pobreza. Los chinos suelen decir que “los ladrones surgen de la pobreza”. El atraso de ciertos lugares, los conflictos y las confrontaciones provienen de la pobreza. Solo a través de la interconexión, estos lugares podrán conocer el mundo exterior. La experiencia china dice que “para hacerse rico, primero hay que reparar caminos”. La interconexión es la reorganización de la producción y del estilo de vida. Se debe buscar la seguridad mediante el desarrollo y promover el desarrollo a través de la seguridad.

 

En segundo lugar figura el problema de la desigualdad entre ricos y pobres. En Estados Unidos existe el problema de que el 1 % tiene lo que el 99 % necesita; y en Europa, la desigualdad entre ricos y pobres ha contribuido al avance del populismo. El problema de la desigualdad en el mundo está estrechamente relacionado con la distribución en estos años de globalización. La brecha más grande en China se encuentra entre las regiones costeras y las del interior del país. No hay que preocuparse por obtener poco, sino por el reparto desigual.

 

En tercer lugar están los problemas de administración. Se dice que “gobernar un gran Estado es como cocinar un pequeño plato”. China está empeñada en la búsqueda del desarrollo. Ha puesto toda su atención en el desarrollo, trabajando de forma imparable y avanzando gradualmente de manera cuidadosa como una bola de nieve. China tiene su plan quinquenal, sus dos metas centenarias, etc., los que concitan cada vez más atención en otros países. El caos en el mundo de hoy está en cómo se debería gobernar y en cómo resolver problemas no muy perturbadores, así como en los problemas de fragmentación. Muchas personas utilizan el criterio económico occidental para afirmar, por ejemplo, que los planes de construcción de trenes de alta velocidad de China no son rentables. Para ellos la rentabilidad depende de cuántos billetes se venden, pero la economía occidental no tiene en consideración el desarrollo de industrias como la turística o la inmobiliaria, que son impulsadas también con la construcción de los trenes de alta velocidad. Por lo tanto, no se debería utilizar este criterio occidental para comprender la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

 

7 de febrero de 2018. Funcionarios de aduanas en Yantai, provincia de Shandong, se encargan de los procedimientos de exportación de la plataforma semisumergible Tiradentes para Brasil.

 

La Franja y la Ruta compensa en gran medida tres deficiencias principales mantenidas en el curso de la historia. La primera gran deficiencia que se resolvería es la interconexión, que no fue llevada a cabo por el colonialismo y el imperialismo; la segunda sería la deficiencia económica mundial, especialmente la de la economía real; y la tercera sería la deficiencia de la globalización, que se podría resolver impulsando una globalización inclusiva. Solo de esta manera se conseguirá que la Franja y la Ruta sea aceptada por el mundo y resuelva los problemas importantes y los cuellos de botella del desarrollo mundial. Los chinos no parten de la ideología, sino que son prácticos y realistas, y abogan por la combinación de los intereses propios con los de otros países.

 

La Franja y la Ruta es una iniciativa de cooperación internacional y un producto público propuesto por China. Se necesita un enfoque integral, global e innovador para poder comprender su importante significado y su impacto de gran alcance. Hay que partir desde la perspectiva de la dimensión temporal, la civilización humana y la globalización para entender su significado. Esta iniciativa consiste en el renacimiento de la Ruta de la Seda, que permitirá la vuelta de Eurasia al centro de la civilización humana, conllevará también el fin del centrismo occidental y promoverá el renacimiento común de la civilización humana. Partiendo de la dimensión espacial, esta iniciativa promueve el cambio de la lógica de la política internacional hacia una política geográfica, una política económica y una política civilizada, y administra el gran escenario de Eurasia y el gran panorama mundial. Y partiendo de la dimensión de autodesarrollo, la Franja y la Ruta destaca el modelo chino y crea una globalización inclusiva. Es una solución china a los problemas mundiales y refleja el papel de China en la gobernanza global.
El primer tren de carga sino-europeo de 2019 parte de la ciudad china de Yiwu hacia Madrid.

 

 

 

La presencia de América Latina y el Caribe

 

Si se comparten los mismos intereses, ni los mares ni las montañas harán que exista una distancia entre uno y otro. América Latina y el Caribe son dos componentes naturales de la interconexión global promovida por la Franja y la Ruta.

 

La Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC aprobó y publicó la Declaración Especial sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y esto marcó que América Latina pasara de ser “una extensión natural de la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI” a convertirse en “un socio de cooperación de la Franja y la Ruta”.

 

Tomando la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC como símbolo, la gran idea de construir de forma conjunta la Franja y la Ruta se ha extendido a América Latina, convirtiéndose en la mayor cooperación internacional que incluye todos los continentes y conecta todos los mares. Es una iniciativa de gran escala y popularidad, y es también el producto público más importante que China ofrece al mundo.

 

El presidente Xi Jinping, en una carta de felicitación por la apertura de la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, recordó que China y Latinoamérica iniciaron en el pasado la “Ruta Marítima de la Seda del Pacífico”. Hoy, ambas partes diseñarán nuevos planes para la construcción de la Franja y la Ruta, construirán un camino de cooperación que cruce el Pacífico, unirán las dos tierras fértiles de forma más estrecha, y darán inicio a una nueva era de relaciones entre China y América Latina.

 

Esto muestra que el desarrollo de la cooperación entre China y América Latina en la construcción de la Franja y la Ruta tiene legitimidad histórica, racionalidad realista y una lógica futura.
23 de noviembre de 2018. China contribuye con el desarrollo de la infraestructura de la ciudad de Beliatta, en Sri Lanka. Fotos de VCG

 

 

- Legitimidad histórica: la extensión de la Franja y la Ruta en América Latina y el Caribe es una continuación natural de la historia. Ya a mediados del siglo XVI, la “Ruta Marítima de la Seda del Pacífico” vinculó a China con Latinoamérica. A través de esta vía marítima, ambas partes no solo desarrollaron el comercio, sino que también promovieron el intercambio cultural entre estas dos grandes civilizaciones. Y esto ha sentado una sólida base para que la opinión pública de ambas partes apoye hoy la construcción de la Franja y la Ruta.

 

- Racionalidad realista: América Latina y el Caribe disfrutan de ventajas excepcionales, ya que poseen un vasto territorio, ricos recursos naturales y buenas bases de desarrollo socioeconómico, lo que permitiría una clara interdependencia y un gran potencial en el crecimiento económico y comercial de las relaciones sino-latinoamericanas. Sin embargo, los países de América Latina cayeron uno tras otro en la trampa de los bajos y medios ingresos. Admiran el éxito del modelo de desarrollo y la reforma y apertura de China, y han comenzado a vincular sus sueños con los de China. El fuerte apoyo del mercado chino ha jugado un papel clave en la recuperación de la economía latinoamericana.

 

- Lógica futura: el establecimiento de un nuevo orden internacional justo y racional es el deseo común de China y los países de América Latina. Deshacerse del sistema de dependencia, lograr la modernización y crear una interconexión horizontal globalizada son las principales misiones de la comunidad de destino sino-latinoamericana. Chile y China están considerando la posibilidad de construir un cable submarino transpacífico entre los dos países, uniendo a América Latina con China. América Latina y la mayoría de los Estados miembros de la Franja y la Ruta no son solo países en desarrollo, sino que también comparten muchos intereses comunes en el ámbito internacional. Con la inclusión oficial de los países de América Latina, la Franja y la Ruta será capaz de convertirse en una nueva plataforma de cooperación entre los países en desarrollo.

 

La cooperación entre China y América Latina es como un árbol frutal: si ambas partes lo riegan con el agua fresca de la Franja y la Ruta, la cooperación general y la cooperación bilateral entre China y América Latina serán más fructíferas y productivas. Durante el proceso de promoción de la Franja y la Ruta, la cooperación sino-latinoamericana también conseguirá optimizarse, perfeccionarse, innovarse y desarrollarse; creará un nuevo panorama de cooperación con un campo más amplio, una mejor estructura, una mayor potencia y una mejor calidad, y abrirá un nuevo ámbito de cooperación entre China y América Latina.

 

 
 
*Wang Yiwei es profesor y asesor de doctorado en la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Renmin de China. También es investigador y director del Centro de Investigación de los Problemas de Europa/Centro de Investigación de la UE.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号