Primera página>Análisis

¿Qué tan grande será el impacto de los aranceles en China?

Source:China Daily Author:China Hoy
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Desde que surgieron las fricciones comerciales entre China y Estados Unidos, muchos en este último país no han dejado de hacerse las víctimas por el “enorme déficit comercial entre China y EE. UU.” con el fin de obtener más beneficios.

La noche del pasado 13 de mayo, en el programa televisivo Xinwen Lianbo, China dejó clara su posición frente a la guerra comercial iniciada por EE. UU.: no desea una guerra comercial, pero no le tiene miedo a ella y, de ser necesario, la enfrentará. Frente a la estrategia del palo y la zanahoria de Estados Unidos, China ya dio su respuesta: si EE. UU. quiere negociar, se le abrirá la puerta; si quiere guerra, China luchará hasta el final.

Sin embargo, mientras China aclara su actitud, también se debe pensar en una pregunta: ¿Qué tan grande será el impacto que deje la guerra comercial en China? Además, ¿cómo se ha llegado a la conclusión de que existe un ‘enorme déficit comercial’?

El periodista Sean Haines, del diario China Daily, decidió contestar tales preguntas.

Según estadísticas del Departamento de Comercio estadounidense, en 2018, el volumen del comercio entre China y EE. UU. alcanzó los 660.000 millones de dólares. A pesar de que parece enorme, solo representa un 5 % de toda la economía china y es, además, mucho menos que los 1,3 billones de dólares que creció la economía china en 2018.

Por otro lado, la razón por la que EE. UU. inició el conflicto comercial carece de argumentos.

El Gobierno estadounidense dice que China vendió productos valorados en 540.000 millones de dólares a EE. UU. en 2018. Sin embargo, eso no significa que China recibió todo ese dinero.

Las cifras comerciales no son una buena manera de medir las cadenas globales de producción moderna. De hecho, todo parece una estafa.

Sean Haines puso un ejemplo tomando como referencia al Iphone X. Este modelo de teléfono celular, valorado en 1000 dólares, es ensamblado principalmente en China, mientras que sus piezas son transportadas de otros países como EE. UU., Japón, Alemania, Corea del Sur y Suiza.

El valor de todas esas piezas se registra en las estadísticas de importaciones chinas (importación + 370 dólares). Después de que ellas entran a China, los contratistas las mandan a ser ensambladas, y luego transportan los teléfonos móviles ya fabricados a la aduana para ser sellados y puestos con etiqueta de exportación (exportación + 380 dólares). Al final, los venden a las tiendas Apple de todo el mundo.

Pero si se venden dentro de China, serán sellados de nuevo y puestos con etiqueta de importación (importación + 380 dólares), aunque nunca hayan salido del país. En esta cadena de valor, las empresas chinas solo generan 10 dólares de beneficio, mucho menos que los 600 dólares que gana la empresa Apple y también mucho menos que las cifras de comercio publicadas.

Entonces, las cifras de comercio no necesariamente coinciden con la realidad.

Naomi Wilson, directora de política global y China-Asia del Consejo para la Industria de la Información y la Tecnología, consideró que el incremento de los aranceles podría seguir perjudicando a los consumidores y las empresas de EE. UU.

David Stephens, director de la Asociación Americana de Soja, aseguró: “Necesitamos una resolución positiva para esta disputa arancelaria en curso, en vez de una mayor escalada de tensiones”.

Una causa justa obtiene un gran apoyo, una injusta obtiene poco. En este campo de batalla sin humo, lo que decidirá el final será la voluntad de la gente.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号