Primera página>Sociedad

Para escucharte mejor

2018-04-24 15:26:00 Source:China Hoy Author:VERENA MENZEL
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

31 de diciembre de 2017. Durante el discurso titulado “Amigo del tiempo”, Luo Zhenyu se hace selfies en el escenario.

 

¿Existen personas que actualmente, en 2018, narran y escuchan historias? Desde la antigüedad, la narración oral ha aportado a nuestra especie beneficios evolutivos cruciales, permitiendo a la humanidad trasmitir valiosas experiencias de generación en generación. Durante un largo tiempo antes de la invención de la escritura, el papel y otras formas de registro, las historias existían de forma oral. Hoy en día, narrar historias sigue cumpliendo esa función, pero los medios han cambiado mucho. Y en China esa transformación es notable.

 

Escuchar historias en Ximalaya

 

“Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos…”. Junto a la suave melodía de una guitarra, una voz de hombre llegó a mis oídos por los auriculares del celular. Es la frase más famosa de El principito. A través de la aplicación del sitio web ximalaya.com, de compartición de audios, sentada en el sofá de mi apartamento en Beijing, pude escuchar el audio de esa novela corta en chino.

 

Según datos de dicha aplicación, 2 millones de usuarios habían escuchado esta obra antes que yo. Ya en 2014, un usuario había leído la versión en chino de esta clásica obra del francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944). Dividió el libro en 27 capítulos y los subió a la red. ¿Dos millones de personas escucharon un audiolibro? Eso no me convence de que se acerque el fin de la narración oral.

 

Fundado en 2012, Ximalaya es el primer sitio web chino que presta servicios de audios in streaming. Al año siguiente lanzaron al mercado la aplicación bajo el mismo nombre. Desde entonces, los cibernautas pueden subir a esta plataforma sus obras de audio para compartirlas.

 

Actualmente, tiene alrededor de 40 millones de usuarios activos mensuales, y 6 millones utilizan el servicio diariamente durante dos horas como promedio. Según datos del operador, diariamente los usuarios cargan alrededor de 10.000 nuevos archivos de audio a Ximalaya. En solo cinco años, la oferta completa de la plataforma ha aumentado a más de 60 millones de archivos de audio. Es la plataforma de podcast más exitosa de China, pero no es la única. Además de Ximalaya, competidores como Qingting, LRTS, Lizhi y QQ FM también cuentan con millones de usuarios.

 

¿Por qué en China la narración oral está experimentando tal renacimiento en el siglo XXI? En 2015, Chen Xiaoyu, cofundadora de Ximalaya, dijo: “En el campo de la Internet móvil, los audios in streaming se han convertido en el canal más fácil para obtener informaciones y entretenerse, sobre todo cuando nuestros ojos se están enfocando en otras cosas”. Opina que la opción que ellos ofrecen no es solo de entretenimiento para la vida cotidiana mientras se conduce el auto o se hacen las tareas domésticas, también permite escapar de la sobrecarga sensorial y descansar de la pantalla, sumergiéndose en la narración oral.

 

Desde el principio los fundadores de Ximalaya están conscientes de esta demanda y son capaces de ampliar continuamente su base de usuarios gracias a la amplia gama de contenidos, para colaborar en el entretenimiento de un público específico. Por ejemplo, colabora con famosos fabricantes de automóviles como Ford, BMW y Cadillac, para desarrollar un sistema de entretenimiento para conductores, y con los fabricantes de electrodomésticos inteligentes, como Haier, Midea, Skyworth y Hisense.

 

Internet de las cosas explora el mercado futuro

 

Los expertos predicen que Internet de las cosas tiene un futuro brillante, de lo que el mercado de audios in streaming puede beneficiarse significativamente. En un futuro no muy lejano, en nuestra vida, las empresas electrodomésticas se relacionarán más con Internet. Tales pronósticos hacen que los operadores de los servicios de audio compartido sean extremadamente optimistas. “Aun hemos recibido solicitudes de cooperación de fabricantes de bombillas y refrigeradores para integrar nuestros contenidos en sus productos en el futuro”, dijo Chen en 2015.

 

Yu Jianjun, CEO y fundador de Ximalaya, reveló en una entrevista con China Daily en 2017, que el volumen de negocios de audiolibros y de audios in streaming en China aumentará a 300.000 millones de yuanes (aproximadamente 38.500 millones de euros). De este mercado emergente podrá beneficiarse una cadena industrial que incluye automóviles, editoriales, locutores y desarrolladores de aplicaciones.

 

Según los datos de Analysys, compañía de consultoría de Beijing, el mercado de audiolibros ha tenido un crecimiento impresionante en los últimos años. En 2016 fue de 2200 millones de yuanes (aproximadamente 283 millones de euros). Se prevé que este número llegará a 4200 millones de yuanes (aproximadamente 540 millones de euros) en 2018.

 

Sin embargo, los audiolibros no son el único motivo del gran aumento de usuarios, porque también hay una gran diversidad de productos de audio, como programas musicales, noticiarios, talkshows, y cursos diversos.

 

Inicialmente la mayoría de los archivos de audio fueron hechos por locutores amateurs y entusiastas de la lectura, pero actualmente el contenido es más profesional. Después de dar el primer paso, el desarrollo es irresistible. Las celebridades en la industria del entretenimiento y las de Internet también subieron a este tren. Además de compartir audios de obras ya existentes, también se actualizan periódicamente obras originales, que se transmiten a los seguidores a través de la suscripción en los canales.
 
Ximalaya es la opción de 200 millones de oyentes.

 

 

Modelo exitoso de gestión

 

Además de audiolibros, son populares los programas sobre economía, comedias, entretenimiento, amor, vida cotidiana, cultura y para los niños. Entre ellos, además de los programas musicales y talkshow producidos por la propia plataforma, como Good Voice y Good Night City, también hay otros creados por celebridades. Cabe mencionar el Logic Show, producido por Luo Zhenyu, experto en medios chinos y empresario de Tecnología Informática. En este programa, él habla de negocios, de la sociedad y de la historia.

 

El Guo Degang’ Xiangsheng también es uno de los programas más escuchados. Este famoso artista produce xiangsheng (crosstalk chino) con distintos compañeros. En el talkshow Morning Call, Gao Xiaosong, famoso productor musical y director chino, ofrece a su público interesantes anécdotas históricas, culturales y sociales del mundo. En unos pocos años, Ximalaya, que fue una plataforma de compartición de audios de aficionados, atrajo grandes inversiones para convertirse en una de las compañías de Internet más exitosas del país.

 

En lo que respecta a los derechos de autor, es actualmente el número uno indiscutible de la industria china. En julio de 2017, la compañía tenía aproximadamente el 70 % de los derechos de los audiolibros más vendidos de China. También firmó acuerdos de cooperación estratégica con importantes editoriales como CITIC Press, China South Publishing & Media Group para publicar versiones en audiolibro de sus obras más populares. Ximalaya también está trabajando con China Reading Limited, la plataforma de lectura en línea más grande del país.

 

A la luz del rápido desarrollo de los podcast, los días en que empresas como Ximalaya competían por patrocinadores y socios de cooperación han quedado en el pasado. Los anunciantes reconocen desde hace tiempo el potencial de los servicios de audio in streaming. Más de 10.000 marcas cooperan con Ximalaya. Además de la publicidad tradicional, muchas empresas también colaboran directamente con los productores de los canales más exitosos o han creado los suyos para vender sus productos. Cuando interrumpí mi audición de El principito apareció de inmediato un anuncio comercial de Volkswagen en mi teléfono móvil. Algunos anunciantes aún los incluyen en el contenido de los programas. Por ejemplo, Banana Umbrella, un fabricante de parasoles, invitó a una famosa productora de audios, Caicai, a crear un cuento corto con el tema de la protección solar. La difusión de este cuento en su canal de Ximalaya obtuvo un gran éxito: en solo 24 horas, 20.000 parasoles fueron vendidos.
 
Gao Xiaosong, famoso productor musical y director chino, presenta su programa Aidajin Zhibei (Guía de Aidajin) en Qingting.

 

 

Obtener conocimientos de pago

 

Otra dirección estratégica para el desarrollo de Ximalaya es el contenido de pago. Algunos de sus canales y programas no son gratis. En los últimos dos años, el portal ha demostrado que este modelo es factible, con su “123 Día de los conocimientos”. Inspirado en las ventas del popular “Viernes Negro” de EE. UU. o el “Festival de las compras de 11.11” de Alibaba, Ximalaya lanzó el “Día de los conocimientos” el 3 de diciembre de 2016.

 

El primer festival de promoción generó 50 millones de yuanes (aproximadamente 6,4 millones de euros), en solo 24 horas. En 2017 el ingreso ascendió a 196 millones de yuanes (aproximadamente 25,18 millones de euros), casi cuatro veces el del año anterior. La mitad de las ganancias son para Ximalaya, y la otra mitad, para los productores de los programas. En los primeros tres trimestres de 2017, el portal ganó en promedio por cada usuario 90 yuanes (aproximadamente 11,6 euros).

 

Estas cifras revelan el gran potencial de desarrollo económico de la industria. El fundador de Ximalaya, Yu Jianjun, tiene grandes ambiciones para el futuro. “Nuestro objetivo es construir una plataforma como Tmall de Alibaba, en la que los proveedores ofrezcan productos de alta calidad a nuestros usuarios”, dijo a China Daily. Es decir, un Taobao en el mundo de los medios.

 

El público chino parece dispuesto a abrir la cartera a este mercado. Los audios más escuchados son sobre promoción profesional, búsqueda de empleo, administración monetaria y asistencia de vida. Algunos de ellos tienen más de un millón de seguidores. Entre las etiquetas de podcast más populares en el año 2017 se incluyeron términos como “vivir mejor”, “más prosperidad” y “éxito personal”.

 

De alguna manera, la narración oral regresa a sus orígenes. Incluso en el siglo XXI, parece que tenemos la necesidad de aprender escuchando y de ganar experiencias virtuales, para prepararnos ante dificultades futuras y peligros potenciales que nos impidan evolucionar. Ya no se trata de los peligros ante animales salvajes o depredadores escondidos, sino de supuestas amenazas, como el temor a quedarse atrás en lo financiero y lo profesional.

 

En la era del infoentretenimiento, los héroes modernos son los que han adquirido valiosas experiencias y alcanzado logros y los comparten con otros usuarios. Ellos inspiran al oyente en la búsqueda de su desarrollo profesional y de una vida más feliz, mientras impulsan la economía en línea y fuera de ella. Todo esto asegura que los audios in streaming prosperen en China y otras partes del mundo, en tiempos de Internet.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号