Primera página>Sociedad

El ángel sonriente del río Yangtsé

2018-06-06 10:41:00 Source:China Hoy Author:JIANG FUME
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Con la cabeza redonda, la frente un poco convexa y la boca hacia arriba, la marsopa negra sin aletas, que podía ser hallada con mucha frecuencia en los tramos medio y bajo del río Yangtsé, es hoy un “ángel sonriente” raramente visto. Al ser el único mamífero de dicho río, es una especie que se encuentra en el nivel I de protección nacional en China. Fue incluida, además, en la lista roja de especies en grave peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, siglas en inglés). Más aún, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, siglas en inglés), con sede en Washington, la reconoce como especie en peligro de extinción.

 

El 11 de abril pasado, el equipo del profesor Yang Guang del Instituto de Ciencias Biológicas de la Universidad Normal de Nanjing publicó un informe sobre sus investigaciones en la revista Nature Communications. Sus pesquisas han probado las diferencias genéticas notables entre la marsopa negra sin aletas del río Yangtsé y sus parientes del mar. La marsopa sin aletas es una nueva especie. Tal conclusión ha incrementado las especies de cetáceos en el mundo de 89 a 90.

Las marsopas sin aletas en la Reserva Natural Nacional de Delfines de Agua Dulce de Tongling, provincia de Anhui. Cnsphoto

 

Un elfo en el río Yangtsé

 

La marsopa negra sin aletas es un cetáceo pequeño, parecido al delfín. Su hocico es corto y ancho, con dientes cortos y ojos pequeños difíciles de apreciar. No tiene aletas dorsales, pero las que posee son grandes y triangulares. En su espalda en vez de aletas dorsales tiene un bulto de tres a cuatro centímetros con muchas escamas. Su cuerpo es gris o blanco grisáceo y se hace más claro en su vientre. Mide alrededor de 1,2 metros y la máxima longitud puede alcanzar 1,9 metros. Su peso generalmente está dentro de los 200 kilogramos.

 

Las marsopas negras sin aletas se distribuyen principalmente en los tramos medio y bajo del río Yangtsé, especialmente en los lagos Dongting y Boyang y las corrientes principales del río Yangtsé. La sección Yangzijiang de dicho río (debajo de las ciudades de Nanjing y Yangzhou) y sobre todo Liuwei y Guazhou, en la ciudad de Yangzhou, son sus sitios preferidos por las aguas profundas y los abundantes recursos alimenticios.

 

Es un animal con mucha energía, que siempre anda dando vueltas, saltando y rociando agua. Cuando nada lateralmente, su aleta caudal emerge del río, y cuando se asusta, nada con mucha rapidez y se eleva por los aires una o varias veces. Actúa en solitario o en compañía, especialmente cuando los machos y las hembras se persiguen mutuamente. A ellas también les gusta nadar acompañando los barcos en el río Yangtsé.

 

El período de reproducción de las marsopas negras sin aletas empieza en otoño, aproximadamente en septiembre u octubre. Las crías nacen en esas mismas fechas, lo que quiere decir que su embarazo dura un año entero. Según informes, su esperanza de vida puede ser de 20 años como máximo. Sin embargo, necesita más de un día para el proceso de parto. De acuerdo con un estudio realizado en 1992, su tasa reproductiva anual es de alrededor del 20 %. A los cuatro años de edad, empieza el desarrollo sexual y generalmente nace una cría en cada parto.

 

Siempre llevan a sus crías pequeñas en la espalda y las acompañan para protegerlas. Son muy maternales y si el bebé es capturado generalmente atrapan a la madre también.

 

La marsopa sin aletas del río Yangtsé. VCG

 

En peligro de extinción

 

Las marsopas negras sin aletas del río Yangtsé son sensibles a los cambios de corriente de aire en la superficie. Cuando se acercan fuertes vientos y lluvias, se vuelven más activas en la superficie. Los pescadores locales llaman a esta escena como la de un “cerdo de río rindiéndole culto al viento”. Al ver esta imagen, los pescadores saben que se acerca una tormenta. Si aparece un gran número de marsopas negras sin aletas, un espectáculo muy raramente visto, es una advertencia urgente. Según una leyenda tradicional china, es el signo del giro del “rey dragón”, al cual “los cerdos de río le abren paso”. Ante la cercanía de una gran tormenta se ha registrado al mismo tiempo la presencia de hasta 87 marsopas negras sin aletas.

 

La disminución significativa del número de marsopas negras sin aletas comenzó en la década de 1980. Sin embargo la gente no prestó atención a este problema sino hasta 2006, cuando los científicos realizaron un estudio completo sobre el delfín chino de río (Lipotes vexillifer), otro mamífero del río Yangtsé, pero no encontraron a ningún ejemplar. Al año siguiente, anunciaron la extinción funcional de esta especie.

 

La marsopa negra sin aletas también enfrenta el mismo peligro que el delfín chino de río y su número en ambiente natural se está reduciendo. La contaminación sonora de alta densidad causada por los barcos en los tramos del río Yangtsé y las hélices son las mayores amenazas. La pesca indiscriminada, el uso masivo de avíos de pesca ilegales, la contaminación acuática y la construcción de algunas instalaciones hidráulicas amenazan la existencia de esta especie.

 

En 2012, los científicos descubrieron que solo existían unas 1000 marsopas negras sin aletas y ese número estaba disminuyendo a una tasa promedio anual del 13,7 %. Según el Instituto de Hidrobiología de la Academia China de Ciencias, si no se toman medidas oportunas y efectivas para su protección, la marsopa negra sin aletas podría desaparecer en diez años.

 

La situación probablemente haya comenzado a dar un viraje. Hoy en día, en China se han establecido por lo menos ocho reservas de marsopa negra sin aletas del río Yangtsé y un gran número de voluntarios no gubernamentales se dedican a la observación y protección del animal. En 2013, toda la cuenca del río Yangtsé comenzó a implementar la temporada de veda estacional.

 

En 2017 los expertos sugirieron prohibir completamente su pesca en la cuenca del río Yangtsé. A medida que un gran número de empresas contaminantes han sido cerradas, las restantes han adoptado medidas de protección ambiental más estrictas. Las nuevas reglas hidráulicas y de transporte marítimo enfrentan evaluaciones más rigurosas y controles detallados, teniendo como base el impacto ambiental. Cuando tales medidas sean aplicadas verdaderamente mejorará el entorno de la marsopa negra sin aletas y el trabajo de restauración ecológica se habrá iniciado. Los científicos chinos dominan hoy la tecnología para alimentar artificialmente a esta especie. A pesar de que la protección ecológica de las áreas acuáticas es muy difícil, esperamos que la marsopa negra sin aletas del río Yangtsé pueda tener un destino diferente al del delfín chino de río.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号