Primera página>Sociedad

La lógica detrás de la lucha contra la pobreza

2018-10-31 10:02:00 Source: Author:WANG SANGUI*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

30 de mayo de 2018. Fiesta de los alumnos de la escuela primaria Zhongyiding, en una aldea que recibe ayuda contra la pobreza. Cnsphoto

 

En estos 40 años de política de reforma y apertura, China ha conseguido logros notables que han permitido que más de 700 millones de personas salgan de la pobreza absoluta. Esta cifra lo ha convertido en el país que mayor población pobre ha reducido en el mundo. ¿Por qué se ha podido lograr esto? ¿Cuál es la lógica detrás del combate a la pobreza?

 

Intensificación de la lucha

 

En China, la población necesitada rural con un ingreso per cápita anual de 2300 yuanes (precios constantes de 2010) disminuyó de 770 millones en 1978 a 30,46 millones a fines de 2017, es decir, una reducción de 740 millones de personas. Más aún, la tasa de incidencia de la pobreza bajó del 97,5 % en 1978 al 3,1 % en 2017. La gran mayoría de los habitantes rurales se han liberado de la pobreza absoluta y sus condiciones de vida han mejorado sobremanera.

 

En los últimos años se ha fortalecido la promoción del desarrollo en las zonas pobres. A pesar de sus dificultades, la velocidad en la reducción de la pobreza se está acelerando.

 

En la etapa de ayuda a la población necesitada basada en la reforma de sistemas (1978-1985), la reducción acumulada de personas en situación de pobreza fue de 109,38 millones, mientras que la reducción promedio anual fue de 15,63 millones y la tasa de reducción anual, del 2,0 %. En la etapa de solución del problema de subsistencia elemental (1986-2000), las cifras fueron de 198,77 millones, 13,25 millones y 2,0 %, respectivamente. Más adelante, en la etapa de mejora de la subsistencia elemental (2001-2010), los números fueron 296,57 millones, 29,66 millones y 6,4 %. Finalmente, en la etapa de lucha contra la pobreza durante la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada (2011-2017), los resultados fueron 135,21 millones, 19,32 millones y 11,7 %.

 

Las condiciones de vida de los residentes rurales han mejorado en todos los aspectos. En primer lugar, el nivel y la composición de sus ingresos se han elevado considerablemente. El ingreso disponible per cápita alcanzó los 2106,9 yuanes en 2017, calculados a precios constantes de 1978, cifra que era de solo 133,6 yuanes en dicho año, vale decir, se multiplicó unas 15 veces. Durante este periodo, además, los ingresos por concepto de propiedad y de transferencia per cápita de los residentes rurales aumentaron unas 305 veces. En segundo lugar, la capacidad de consumo familiar se fortaleció significativamente. En 2017, los gastos per cápita de los habitantes rurales sumaron 1719,8 yuanes, mientras que en 1978, la cifra era de solo 116,1 yuanes, es decir, hablamos de unas 14 veces más. Según estándares internacionales, el Coeficiente de Engel de las familias rurales chinas se encuentra en una etapa relativamente próspera.

 

Impulso dado por el rápido crecimiento económico

 

Los enormes logros en reducción de la pobreza se deben principalmente al rápido crecimiento económico, sobre todo al desarrollo de la agricultura y el agro.

 

El duradero y veloz crecimiento económico ha sido la fuente de energía más importante para la reducción de la pobreza. El desarrollo económico genera más empleo e ingresos, y permite que el Gobierno tenga una mayor capacidad para ayudar a la población necesitada a librarse de la pobreza.

 

Durante los 40 años de reforma y apertura, el PIB aumentó de 367.870 millones de yuanes en 1978 a 11,84 billones en 2016, calculados a precios constantes de 1978, lo que supuso un incremento de unas 32 veces y un crecimiento anual promedio del 9,6 %.

 

En comparación con los sectores secundario y terciario, el desarrollo económico agrícola y rural ha tenido un mayor efecto en la reducción de la pobreza. Como la población considerada pobre del país se encuentra principalmente en las zonas rurales –el 80 % del territorio nacional en 1978–, el desarrollo económico de la agricultura y el agro ha ayudado a aumentar sus ingresos. Como las familias pobres dependen principalmente de la agricultura para su subsistencia, sus ingresos derivados de ella ocupan una gran proporción del total. En 1978, los ingresos del sector primario de los agricultores representaron el 94,1 % del total familiar, mientras que en 2006, los mismos ingresos de las familias rurales pobres fueron del 54,5 %. Asimismo, la asignación de elementos de inversión (como la tierra) relacionados con el desarrollo agrícola ha sido relativamente justa, por lo que los campesinos necesitados y dependientes de la agricultura han podido beneficiarse del desarrollo agrícola. El sistema de tierras garantiza, asimismo, que los residentes necesitados rurales puedan obtener de manera equitativa terrenos para la producción agrícola, evitando la pobreza causada por la privación del derecho a la producción.

 

La reducción masiva de la pobreza en China se ha beneficiado del duradero y veloz crecimiento económico. Sin embargo, con la disminución de estos beneficios, los problemas regionales en materia de pobreza han emergido gradualmente. A tal efecto, el Gobierno chino ha adoptado una serie de políticas y medidas.

 

La reducción de la pobreza regional y el desarrollo económico pueden promover eficazmente el progreso de las zonas necesitadas a un ritmo más rápido. Entre 1994 y 2000, el valor agregado de la agricultura en los distritos necesitados y apoyados prioritariamente por el Estado aumentó en un 54 %, con un incremento anual promedio del 7,5 %; la producción cerealícola se elevó en un 12,3 %, con una tasa de crecimiento anual promedio del 1,9 %; y el ingreso neto per cápita de los agricultores ascendió de 648 a 1337 yuanes, un aumento anual promedio del 12,8 %. De 2001 a 2010, el Estado trasladó el centro de gravedad del trabajo a 150.000 aldeas pobres, lo que permitió que los ingresos netos per cápita de los agricultores de esas aldeas se incrementaran 3 puntos porcentuales más que los de las demás zonas rurales del país.

 

El rápido crecimiento de los ingresos de los agricultores de las zonas pobres se debe a la inversión integral, la cual contribuye a mejorar mucho la infraestructura y las condiciones de vida de las familias campesinas, elevar la eficiencia de la producción agrícola y no agrícola, y aumentar sustancialmente los ingresos familiares y las oportunidades de empleo. En las últimas cuatro décadas, la inversión central en la ayuda especial contra la pobreza ascendió a 600.000 millones de yuanes. Entre 2013 y 2017, los fondos de este tipo llegaron a 282.200 millones de yuanes. Al mismo tiempo, los gobiernos locales aumentaron su inversión en el alivio de la pobreza, incluyendo préstamos con descuento de intereses, subsidios para la devolución de tierras labrantías a la silvicultura y praticultura, restitución de zonas de pastoreo, entre otras medidas.
23 de septiembre de 2018. Los de la etnia yao del distrito autónomo de Longsheng, región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, celebran la llegada del otoño.

 

 

Ayuda precisa contra la pobreza

 

Después de 30 años de esfuerzos, la distribución de la población necesitada ha pasado de verse por regiones a analizarse por puntos. En el caso de la población más pobre que queda, se deben tomar medidas más específicas y eficientes. En noviembre de 2013, el presidente Xi Jinping propuso por primera vez actuar de manera afinada en la prestación de ayuda contra la pobreza. Esto implica concretar las tareas de ayuda focalizándolas en las personas y familias de escasos recursos cuya situación esté archivada y registrada.

 

En cuanto a los ingresos de las familias pobres, se han formulado políticas y medidas industriales y financieras favorables para quienes habitan en lugares remotos, de frecuentes desastres geológicos y ecológicamente frágiles. En lo que va del período del XIII Plan Quinquenal (2016-2020), 10 millones de personas necesitadas han sido reubicadas. Además, se ha aplicado el programa de ayuda contra la pobreza en el ámbito educacional. Los niños de familias pobres gozan de una exención total en el pago de la matrícula y en diversos gastos, y reciben subsidios en todas las etapas de la educación. También se ha elaborado una política de salud, que ha bajado el umbral para el acceso a los servicios médicos básicos, ha aumentado la proporción del reembolso y viene aplicando el sistema de seguro de enfermedades graves. Para las familias sin vivienda o con viviendas peligrosas, se ha formulado una política de rehabilitación de casas en mal estado; mientras que se vienen implementando políticas favorables para aquellas familias en las que hay personas incapacitadas para el trabajo. Entre 2014 y 2017, la población pobre rural disminuyó de 82,49 millones a 30,46 millones de personas, con un promedio anual de 13 millones de personas. La tasa de reducción anual de la pobreza se elevó a un 15,8 %.

 

El objetivo de China es erradicar completamente la pobreza absoluta para 2020 y permitir que las hoy familias pobres formen parte de una sociedad modestamente acomodada. El Gobierno emitió recientemente una guía en la que se precisa que en tres años deberán ser sacadas de la miseria unas 30 millones de personas, las que están distribuidas principalmente en áreas de pobreza profunda, como aquellas en las que viven las minorías étnicas.

 

Con vistas a ganar la lucha contra la pobreza, se deben adoptar medidas más específicas para las zonas extremadamente necesitadas. A corto plazo, es necesario resolver el problema de las viviendas seguras, utilizar seguros y políticas para estabilizar el ingreso agrícola básico, crear más puestos de bienestar público, fortalecer la formación profesional y generar una mayor mano de obra. A largo plazo, hay que enfocarse en la educación para mejorar el capital humano, implementar políticas de transferencia de pagos para alentar a las familias pobres a recibir servicios públicos en educación y salud, y garantizar la asistencia médica a los pobladores que hayan caído en la pobreza a causa de una enfermedad.

 

 
 
*Wang Sangui es director del Instituto de Alivio de la Pobreza de China de la Universidad Renmin de China.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号