Primera página>Sociedad

Sabores de Guangzhou

Source: Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Guangzhou, una ciudad cosmopolita del sur de China, no solo tiene un aspecto encantador sino también una gastronomía tentadora. Sus platos incluyen abundantes ingredientes, que son refinados y de ligero sabor, por lo que fascinan a los comensales. Esta vez recomendamos algunos de sus platillos más populares.

 

Arroz en olla de barro.

 

Cochinillo asado

 

El cochinillo asado es el plato más conocido de Guangzhou. Durante la dinastía Qing (1616-1911) fue uno de los más importantes del Banquete Imperial Manchú-Han.

 

Su ingrediente principal es el cochinillo, el cual debe ser de una especie típica llamada en chino xiangzhu (cochinillo de fragancia), que tiene la piel delgada, el cuerpo gordo y pesa entre 5 y 6 kilos. Un cochinillo asado luce de color rojo y con el cuerpo completo, además de tener la piel crujiente y la carne tierna. Tiene un sabor grasoso, pero no empalaga. A los comensales les encanta su sabor.

 

La leyenda sobre el origen de este plato es muy interesante. Se dice que en una ocasión se originó un incendio en el patio de una casa. El fuego era tan imparable que quemó todas las cosas. El dueño llegó con mucha prisa, y al ver que su casa había quedado en ruinas se puso a llorar. Justo en ese momento olió algo delicioso. Siguió el aroma y se dio cuenta de que venía de un cochinillo quemado. Notó que su piel ya lucía roja. La probó y resultó que era muy sabrosa. Si bien estaba triste por las pérdidas sufridas, se reconfortó al haber descubierto una nueva manera de preparar la carne de cerdo.

 

A pesar del paso de muchas generaciones, la receta se mantiene hasta el día de hoy, aunque ha sido mejorada y refinada.

 

El cochinillo asado se sirve generalmente para muchas personas, pues es un plato grande. Por esa misma razón, muchas veces solo puede ser pedido en grandes restaurantes. Además, su precio puede llegar a ser un poco alto.

 

Arroz en olla de barro

 

Es un plato típico de Guangzhou que tiene más de 2000 años de historia. El arroz se prepara en una olla de barro, lo que explica su nombre.

 

Es muy fácil prepararlo. Primero hay que poner el arroz en una olla, verter una cantidad de agua moderada, tapar la olla, añadir los ingredientes cuando el arroz esté medio cocido y ponerlo a fuego lento hasta que se cueza bien.

 

De hecho, hay una historia que explica el origen de este platillo. Un hombre en Guangzhou se puso a cocer arroz en una olla de barro, pero descubrió que en la cocina no quedaba nada que acompañara el plato. En ese momento, su gato regresó con una salchicha seca china (también conocida como Lap Cheung) en la boca. El hombre la cortó en rebanadas que añadió luego en la olla, de donde comenzó a salir un delicioso aroma.

 

Además de salchichas, en el arroz en olla de barro se pueden agregar otros ingredientes como chuletas y douchi (judías negras fermentadas), pollo y xianggu (una seta comestible de Asia), entre otros. Se puede decir que la esencia de este plato es el cucayo dorado y crujiente (la costra de arroz que queda en el fondo de la olla). No se debe perder la oportunidad de probarlo.

 

Fideo de intestino

 

El fideo de intestino, también conocido como “rollos de fideo de arroz”, es un plato tradicional de Guangdong y puede ser hallado en cualquier restaurante cantonés. La cubierta de los rollos es tan blanca como la nieve y tan fina y transparente como las alas de una cigarra. Cuando uno lo prueba puede sentir como si el rollo se deslizara dentro de la boca por su cubierta lisa. Su inolvidable sabor puede satisfacer el paladar de cualquier comensal.

 

Los rollos de fideo de arroz son salados o dulces. Los primeros pueden estar rellenos de carne de cerdo, carne de res, camarones, entre otros, mientras que los de sabor dulce pueden incluir verduras y frutas bañadas en azúcar y revueltas en sésamo frito.

 

Este plato fue inventado por dos sacerdotes budistas de la dinastía Tang (618-907) en la actual ciudad de Luoding, provincia de Guangdong. En aquel entonces, los nativos llamaban a esta deliciosa comida como Longkanci (ci es un tipo de postre tradicional chino que se elabora con arroz glutinoso y generalmente tiene forma redonda).

 

Durante su reinado (1736-1795) en la dinastía Qing, el emperador Qianlong hizo un viaje al sur del país en el que llegó a Luoding para probar los Longkanci. Al comerlos, los alabó y comentó: “Pero esto no puede valer como un ci, porque se parece más al intestino de cerdo. Mejor llamémoslo ‘fideo de intestino’”. Desde entonces, el fideo de intestino se volvió muy popular en Guangdong.

 

Leche de doble piel

 

Nació en el distrito de Shunde, en la ciudad de Foshan, y es uno de los postres más famosos de la provincia de Guangdong. Se prepara con leche, clara de huevo, azúcar, entre otros ingredientes. En la superficie hay dos capas cremosas delgadas, por lo que fue llamado “leche de doble piel”.

 

Este postre tiene forma cremosa, color lechoso y sabor tierno. Se derrite al entrar en la boca. Es dulce, pero su sabor no es cargado. Hay una gran variedad de leches de doble piel: de sabor original, con soyas rojas, con semillas de loto, etc. Se puede comer caliente o frío. Es un buen postre que facilita la digestión y nutre el estómago.

 

Según la leyenda, la leche de doble piel fue inventada a finales de la dinastía Qing. Un campesino de Shunde puso de lado la leche que no alcanzó a venderse en el día anterior. Cuando se enfrió, se coaguló una piel de leche. Le pareció interesante y al día siguiente le echó más leche encima. Así, de manera imprevista, inventó la deliciosa leche de doble piel que tiene ya más de 100 años de historia.

Receta de la leche de doble piel

 

Ingredientes:

 

400 gramos de leche, 3 huevos, 20 gramos de azúcar fino, una cantidad moderada de soyas rojas, una cantidad moderada de semillas de loto y frutas.

 

Preparación:

 

1. Calentar la leche en una olla sin que hierva.

 

2. Enfriar la leche en un bol hasta que se coagule su piel. Levantar una esquina de la piel con un palillo para que la leche que está debajo de ella sea colocada en otro bol más grande.

 

3. En el bol más grande, añadir azúcar a la leche y revolverla.

 

4. Revolver bien la clara de 3 huevos y mezclarla con la leche.

 

5. Verter la leche en el bol donde había quedado la piel de leche, para que esta flote. Tapar el bol con film de plástico. Evaporarla entre 15 y 20 minutos hasta que se coagule.

 

6. Añadir soyas rojas, semillas de loto y frutas según el gusto de cada uno.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号