Primera página>Sociedad

El milagro del arroz híbrido

Source: Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
China ha sido un gran país agrícola desde los tiempos antiguos. El auge y la caída de la agricultura determinan directamente la prosperidad del país. Tras la fundación de la República Popular China en 1949, ante los frecuentes desastres naturales y la creciente población, el Gobierno central fue priorizando la cuestión alimentaria y tomando diversas medidas para promover la producción de cereales.

 

“Que ningún chino pase hambre” ha sido siempre el sueño de Yuan Longping, científico agrícola y experto en el arroz híbrido. Durante 60 años ha realizado investigaciones en este campo y ha desarrollado con éxito tres variedades de arroz híbrido, permitiendo que su producción ascienda de 300 a más de 1000 kilos por mu (medida china que equivale a 1/15 de hectárea). Conocido como el “padre del arroz híbrido”, Yuan ha tenido una destacada contribución en garantizar la seguridad alimentaria de China y el suministro mundial de alimentos.

 

15 de octubre de 2017. Yuan Longping y otros investigadores calculan la producción del arroz superhíbrido en un campo de ensayo en Hebei. Cnsphoto

 

El reino del arroz

 

Yuan Longping nació en Beijing en 1930 y desde niño se mostró interesado en el conocimiento agrícola. Después de graduarse de la escuela secundaria, ingresó al Instituto Xianghui de Chongqing (hoy Universidad del Suroeste), en la especialización de genética y reproducción.

 

Luego de terminar sus estudios universitarios en 1953, fue asignado a trabajar como profesor en la remota y atrasada Escuela de Agricultura de Anjiang, Xiangxi. En 1960, un raro desastre natural azotó a China y la gran hambruna se cobró decenas de millones de vidas. Yuan Longping vio con sus propios ojos la catástrofe. La dura y dolorosa realidad le motivó a comenzar una investigación sobre el cultivo de arroz de alto rendimiento.

 

En esos años, tanto en el país como en el extranjero, se creía ampliamente que el arroz no tenía “una ventaja híbrida como cultivo autopolinizado”. Sin embargo, Yuan Longping no estaba de acuerdo. A su parecer, la clave del arroz híbrido residía en desarrollar un sistema de esterilidad masculina.

 

Durante varios veranos, época en la que el arroz florecía y se esparcía, Yuan tomó una lupa para buscar plantas masculinas estériles mutadas de forma natural en el campo contra el sol abrasador. El 20 de junio de 1964 descubrió finalmente tres tallos de arroz estériles masculinos. Entre 1964 y 1970, el profesor y sus ayudantes llevaron a cabo más de 3000 experimentos con unas 1000 variedades de arroz, aunque no lograron un progreso sustancial.

 

A través de numerosas pruebas sin éxito, Yuan logró nuevos descubrimientos y propuso la idea de “hibridar el arroz salvaje y el arroz cultivado”. En 1971, Yuan Longping y su asistente descubrieron arroz salvaje androestéril en un pequeño estanque de un pantano en la isla de Hainan, lo que ayudó a lograr avances en el arroz híbrido.
El arroz marino, creado por Yuan Longping y su equipo de investigación, está en fase experimental de producción.

 

 

En 1973, Yuan Longping, de 43 años, alcanzó su sueño: cultivó el primer arroz híbrido en el mundo, llamado “arroz híbrido de tres líneas”, y consiguió aumentar la producción del grano de 300 kilos por mu a más de 500 kilos. En el invierno de 1975, el Consejo de Estado de China tomó la decisión de expandir rápidamente la siembra experimental y promover en gran medida el arroz híbrido. En 1976, la plantación de esta variedad fue aplicada en todo el país. Este fruto científico le dio a los chinos la esperanza de librarse completamente del hambre.

 

En 1984 se estableció el Centro de Investigación de Arroz Híbrido de Hunan, el primero de su tipo en el país y el mundo. Aunque en ese entonces los recursos financieros del Estado eran muy limitados, los ministerios y las comisiones relevantes asignaron 5 millones de yuanes para la creación de este centro de investigación específica. Yuan y su equipo lograron el aumento constante del rendimiento medio de arroz por mu.

 

A pesar del éxito del arroz híbrido de “tres líneas”, seguían existiendo problemas en cuanto al rendimiento y la mala calidad del arroz. Por lo tanto, Yuan Longping comenzó a estudiar una nueva variedad de arroz híbrido de “dos líneas”. Su visión estratégica fue muy apreciada por el Estado. En 1987, el estudio de obtención del arroz híbrido de “dos líneas” fue incluido en el programa “863” (programa nacional de alta tecnología) y durante 9 años Yuan tomó personalmente el liderazgo del arduo trabajo experimental. Como resultado, la producción de arroz híbrido de “dos líneas” aumentó de un 5 % a un 10 % en comparación con la del arroz híbrido de “tres líneas”, y la calidad fue mejor.

 

En la década de 1990, el economista estadounidense Lester R. Brown llegó a preguntarse: “¿Quién alimentará a China?”. Él creía que el crecimiento de la población china generaría una mayor demanda de alimentos y que las grandes importaciones provocarían una escasez mundial de alimentos. En este contexto, en 1998, Yuan Longping formuló un tema de investigación para el cultivo de arroz superhíbrido. En pocas palabras, el “superarroz” es un arroz de altísimo rendimiento y calidad. Muy contento con la noticia, Zhu Rongji, entonces primer ministro de China, autorizó de inmediato la asignación de 10 millones de yuanes como apoyo. En la base agrícola de Sanya en Hainan, Yuan dirigió a un equipo de colaboradores provenientes de más de 10 provincias, municipalidades y regiones autónomas del país. En 2000, 2004, 2012 y 2014 alcanzaron el objetivo de obtener un rendimiento de 700, 800, 900 y 1000 kilos por mu, respectivamente. En 2018, la producción de “superarroz” en Yongnian, provincia de Hebei, alcanzó un promedio de 1203 kilos por mu, un récord mundial en cuanto a rendimiento de arroz por unidad de superficie.

 

Hasta 2017, la producción de arroz híbrido había superado los 9000 millones de mu (600 millones de hectáreas) en China, con un incremento por encima de 600 millones de toneladas de arroz. Esta cantidad puede alimentar anualmente a más de 70 millones de personas. China usa el 7 % de las tierras cultivadas del mundo para mantener al 22 % de la población del planeta, lo que constituye un milagro mundial.
Yuan Longping en un foro internacional sobre el arroz. Cnsphoto

 

 

El arroz marino

 

China cuenta con más de mil millones de mu (66 millones de hectáreas) de suelo salino y decenas de millones de acres de planicies mareales, distribuidos principalmente en tierras bajas del noroeste, norte y noreste del país, en las orillas de los lagos y en la zona costera. Además del entorno especial, la principal causa es la erosión del agua de mar. En el pasado, los cultivos no podían sembrarse en estas áreas. Sin embargo, si se pudieran transformar y utilizar cerca de 100 millones de mu (6,66 millones de hectáreas) de suelo salino para producir cultivos, resolveríamos el problema alimentario de 80 millones de personas.

 

Para este fin, Yuan Longping, de 87 años, sigue ocupado en desarrollar un nuevo tipo de arroz, el arroz marino, que puede crecer en los suelos salinos de las playas. Quiere convertir el banco de arena en un buen campo mediante la siembra de arroz marino con flor fragante.

 

En 2017, Yuan Longping dirigió a su equipo en el establecimiento del Centro de Investigación y Desarrollo de Arroz Marino en Qingdao. La península de Shandong tiene millones de acres de tierra salina y alcalina, y es un buen campo experimental. En los últimos años, el gobierno provincial ha invertido una gran suma de dinero para resolver el problema de la reutilización de esa tierra.

 

Bajo el liderazgo de Yuan, el cultivo de arroz marino ha progresado rápidamente. Con la hibridación del arroz marino semisalvaje y el arroz cultivado, aumentó su rendimiento y la producción de una variedad alcanzó 620 kilos por mu (1/15 de hectárea). En 2018, Yuan amplió el área de siembra. Actualmente, el arroz marino todavía está en la etapa de experimentación científica.
18 de octubre de 2018. Periodistas alemanes cubren la siembra del arroz híbrido en Hunan. Cnsphoto

 

 

Aun así, el presidente chino, Xi Jinping, ha prestado gran atención al cultivo del arroz marino. En abril de 2018 fue a Sanya a supervisar los avances en el cultivo del “superarroz” y el desarrollo del arroz marino.

 

“El arroz híbrido nació en China, pero le pertenece a toda la humanidad”, ha dicho Yuan Longping. “Quiero promoverlo en todo el mundo”. Poco a poco, él y su equipo están haciendo realidad aquel deseo.

 

El arroz híbrido comenzó a ser exportado en 1979, cuando el Ministerio de Agricultura de China obsequió 1,5 kilos de semillas de arroz híbrido a American Western Oil Company. Luego de ser cultivadas en Estados Unidos, la producción de estas semillas rindió un 33 % más que la de las variedades mejoradas locales.

 

Desde la década de 1980, gracias al apoyo del Gobierno chino, Yuan Longping ha capacitado a más de 10.000 técnicos especializados en arroz híbrido de casi 80 países en desarrollo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) lo ha contratado como asesor principal, a fin de que ayude a otros países a desarrollar el arroz híbrido.

 

Gracias a los esfuerzos del Gobierno, la tecnología china del arroz híbrido se ha extendido a más de 30 países y regiones, y el área de siembra ha alcanzado más de 30 millones de mu (2 millones de hectáreas), logrando un gran éxito. Si se cultivara el arroz híbrido en la mitad de los arrozales del mundo (160 millones de hectáreas), y el rendimiento por hectárea aumentara en dos toneladas, se incrementaría la producción de 160 millones de toneladas de cereales, lo que alimentaría a más de 500 millones de personas. Yuan Longping nos está guiando hacia un mundo con suficiente ropa y alimento.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号