Primera página>Muy recomendado

El atractivo de China entre los empresarios extranjeros

Source:China Hoy Author:ZHOU LIN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

  Por ZHOU LIN

  El 10 de abril de 2018, el presidente de China, Xi Jinping, fue invitado a asistir a la ceremonia de apertura de la conferencia anual del Foro de Boao para Asia, en donde aseguró que “las puertas de China no se cerrarán, sino que se abrirán más”, y anunció varias medidas importantes que se completarían en el futuro: ampliar significativamente el acceso al mercado doméstico, crear un entorno de inversión más atractivo, fortalecer la protección de la propiedad intelectual y aumentar activamente las importaciones.

  Después de un año, ¿cuáles han sido los efectos de aquel compromiso hecho por el líder chino?

  Un destino ideal de inversión

  El 26 de febrero pasado, la Cámara de Comercio de Estados Unidos en China (USCCC, por sus siglas en inglés) dio a conocer la Encuesta del Clima de Negocios de China 2019, la cual indica que el 62 % de las empresas miembros de la USCCC consideran a nuestro país dentro de la mayor de las prioridades en sus planes inmediatos de inversión global. Más del 80 % espera un crecimiento positivo en su sector en 2019; el 50 % cree que China tomará medidas para abrir más el mercado a las empresas extranjeras, lo que representa el porcentaje más alto desde que la USCCC comenzó a hacer esta consulta en 2016; y el 53 % de las empresas industriales y de recursos encuestadas creen que el mercado chino estará más abierto a la inversión extranjera en los próximos tres años, en comparación con el 40 % en 2017.

  “Las positivas perspectivas del mercado de consumo y una mejora gradual en el entorno empresarial han hecho que China continúe siendo el destino preferido para la inversión global”, sostuvo el presidente de la USCCC, Timothy P. Stratford.

  A pesar de la competencia reñida con las compañías locales chinas, del aumento de los costos y de la presión de los beneficios, más del 80 % de las empresas miembros de la USCCC prevén que sus ventas van a crecer. China viene proporcionando incentivos para fomentar el consumo, lo que significa que el crecimiento del consumo interno y el tamaño creciente de la clase media seguirán siendo una gran oportunidad, así como la reforma económica y de mercado. Muchas compañías encuestadas destacaron también las oportunidades de negocio que generan la reforma médica “China Sana 2030” y la demanda de marcas extranjeras de alta calidad.

  El sector consumo da más importancia a China, y los de tecnología, investigación y desarrollo también consideran cada día más a nuestro país dentro de sus planes de inversión. Según la encuesta hecha a las empresas de la USCCC, China sigue siendo un destino de inversión ideal. Con la gradual relajación del acceso al mercado y la promoción de la estrategia global de China están surgiendo nuevas oportunidades. El 38 % de los miembros de la USCCC creen que el entorno de inversión de China está mejorando gradualmente, 14 puntos porcentuales más que en 2016. Los datos muestran, además, que los sectores aeroespacial, de servicios médicos, minorista y distribuidor son los más optimistas en cuanto a las perspectivas de inversión en China.

  Apertura institucional

  “Para crear un buen entorno empresarial hay que modernizar las reglas, las normas y las instituciones”, manifestó Zhang Yansheng, investigador jefe del Centro de Intercambios Económicos Internacionales de China. Y eso exige que nuestro país sea más abierto en sus reglas, fortalezca la cooperación con otras naciones, aprenda y siga activamente las reglas internacionales, acelere la propia reforma del Gobierno y realice la modernización de la capacidad de gobernanza. La Conferencia Central de Trabajo Económico de China ha dejado en claro que hay que promover la transformación de la apertura, la cual se centra en el flujo de bienes, y que se enfoque también en las instituciones.

  Como un paso importante hacia la apertura institucional, el 23 de diciembre de 2018, la séptima sesión del Comité Permanente de la XIII Asamblea Popular Nacional inició la deliberación de un proyecto de una ley que estimule la inversión extranjera en China. Tres días después, el 26 de diciembre, se publicó el proyecto de la Ley de Inversión Extranjera, con el fin de recoger opiniones de diversos sectores de la sociedad.

  En comparación con el proyecto de la Ley de Inversión Extranjera de 2015, el nuevo modificó y comprimió en gran medida los capítulos y el contenido anterior. Las disposiciones se redujeron de 170 a 39. Se aclaró la implementación del sistema de gestión que ofrece el tratamiento nacional a las inversiones extranjeras, así como la “lista negativa”. La nueva ley establecerá un nuevo sistema legal para la inversión extranjera y mejorará aún más su liberalización y facilitación.

  La USCCC fue también invitada por el Gobierno chino a dar sugerencias al borrador de la ley. Las propuestas de sus empresas incluyeron: crear un sistema de inversión extranjera justo, transparente, previsible y regulado, y promover una mayor apertura del mercado chino; eliminar la clasificación entre empresas de capital extranjero y empresas nacionales; evitar el proteccionismo en los diversos sectores; y formular directrices y especificaciones detalladas lo antes posible en el plano de la implementación.

  Por supuesto, la Encuesta del Clima de Negocios de China 2019 no evadió los temas sensibles en la opinión pública, como la protección de la propiedad intelectual en China. Según dicho informe, el 59 % de las empresas miembros de la USCCC creen que en los últimos cinco años, la ejecución de la ley sobre protección intelectual en China ha mejorado o permanecido sin cambios. Casi la mitad de las empresas encuestadas comparten la misma cantidad de patentes con socios chinos que con otros socios regionales, y el sector industrial y el de recursos comparten más patentes que otros sectores. Al mismo tiempo, la insuficiente protección de derechos de propiedad intelectual y la dificultad en el procedimiento de infracción de patentes son dos desafíos para las empresas de la USCCC en la protección de los derechos intelectuales.

  Las firmas de la USCCC recomiendan que tanto el Gobierno chino como el estadounidense tomen medidas para mejorar el entorno empresarial de China, y establezcan relaciones económicas bilaterales más sostenibles. Ellas creen que, en el mercado chino, la mayor facilitación del acceso al mercado, una mejora significativa en la protección de la propiedad intelectual y la transparencia regulatoria, y una ejecución justa y equitativa de las leyes son fundamentales para el éxito sostenido de una empresa. Además, también esperan que el Gobierno estadounidense sea más activo en la promoción de un ambiente de competencia leal, persiga la equivalencia de inversiones y participe en discusiones intergubernamentales orientadas a los resultados.

  El 28 de febrero pasado, Gao Feng, portavoz del Ministerio de Comercio de China, valoró positivamente el informe de la USCCC y declaró que China acoge con beneplácito las sugerencias y opiniones de las cámaras de comercio extranjeras sobre el entorno empresarial chino. Nuestro país continuará ampliando la apertura, relajando el acceso del capital extranjero al mercado, optimizando el entorno de la inversión extranjera y mejorando la transparencia de la supervisión del mercado. Asimismo, aumentará la protección de los derechos e intereses legítimos de las empresas de capital extranjero, establecerá y optimizará el mecanismo de atención a las reclamaciones de las inversiones extranjeras y se esforzará en resolver las preocupaciones legítimas de los inversores extranjeros, a fin de crear un entorno de inversión más atractivo.

  Además de la USCCC, que está en el foco de atención debido a las fricciones comerciales entre China y EE. UU., otros organismos internacionales también siguen de cerca el entorno empresarial chino y han publicado informes. En octubre de 2018, en vísperas de la primera Exposición Internacional de Importaciones de China, el Banco Mundial y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) publicaron informes que confirmaron el fuerte atractivo que tiene China para la inversión extranjera.

  El Monitor de Tendencias de la Inversión Global, publicado por la UNCTAD el 15 de octubre de 2018, muestra que en el primer semestre de dicho año, si bien la inversión extranjera directa (IED) del mundo, con un valor de cerca de 470.000 millones de dólares, se redujo en un 41 % en comparación con el mismo periodo del año pasado, la IED de China creció un 6 % a pesar de la tendencia contraria, con un valor total de más de 70.000 millones de dólares, ocupando el primer lugar del mundo y convirtiéndose en el mayor país receptor de IED.

  El 25 de octubre, el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng, aseguró que China estaba abriendo su mercado constantemente y que las restricciones al acceso de la inversión extranjera continuarían reduciéndose. Del mismo modo, consideró que el informe de la UNCTAD reflejaba plenamente la confianza de los inversionistas extranjeros en el entorno de inversión en China, así como sus expectativas sobre futuras inversiones en nuestro país.

  El informe Doing Business 2019 del Banco Mundial, publicado el 31 de octubre del año pasado, indicó que en el ranking del entorno empresarial global, China saltó del puesto 78 al 46, una escalada interanual de 32 puestos, por lo que figura por primera vez dentro de los 50 mejores países en la materia. Nueva Zelanda, Singapur y Dinamarca ocuparon el primer, segundo y tercer lugar, respectivamente, mientras que Hong Kong (China) se situó en el cuarto y Estados Unidos en el octavo.

  Según este informe, China, con siete reformas implementadas el año pasado para mejorar el entorno empresarial, registró un nuevo récord en términos de cantidad. Además, fue uno de los diez países que mejoraron más su entorno empresarial, y el primero en la región Asia-Pacífico.

  El informe Doing Business del Banco Mundial, que comenzó en 2003, analiza el entorno empresarial de 190 economías del mundo, y toma en consideración la apertura de una empresa, la obtención de permisos de construcción, el abastecimiento de electricidad, el registro de propiedades, la obtención de créditos, la protección a los pequeños y medianos inversionistas, el pago de impuestos, el comercio transfronterizo, la ejecución de contratos, el trato en situaciones de bancarrota, entre otros aspectos. Las estadísticas muestran que desde 2003, de las 190 economías, 186 han implementado más de 3500 reformas para mejorar su entorno empresarial.

  “El año pasado China progresó rápidamente en la mejora del entorno para las pymes, lo que le ha permitido formar parte dentro de las primeras 50 economías en materia de entorno empresarial”, afirmó Hao Fuman, director general de la Oficina de China del Banco Mundial.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号