Primera página>Cultura

La popularidad de Borges en China

Source: Author:LOU YU*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Jorge Luis Borges.

 

En China hay un gran número de aficionados a la literatura latinoamericana. Escritores como Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez y Pablo Neruda son familiares tanto para los escritores como para los lectores de nuestro país. Sin embargo, ¿cuál es la situación actual de la literatura latinoamericana en China? ¿Quién es el escritor latinoamericano más traducido al chino?

 

Con la finalidad de revelar dicho misterio realizamos una investigación que abarca el periodo comprendido entre octubre de 1949 y 2017. Los resultados muestran que Jorge Luis Borges es el escritor latinoamericano más traducido al chino.

 

Primeras traducciones

 

La primera obra latinoamericana publicada en China fue Que despierte el leñador, una antología de poemas de Pablo Neruda, en 1950, aunque ya algunos poemas y cuentos habían sido publicados en revistas y periódicos. Desde esa fecha hasta diciembre de 2017 se publicaron en China 545 libros de 226 autores latinoamericanos, así como 65 selecciones de cuentos o poemas de diferentes autores. Si tenemos en cuenta las reediciones o distintas versiones de una misma obra, el número alcanza los 762.

 

La traducción literaria tiene una estrecha vinculación con el entorno histórico y sociocultural en la que se realiza. En este sentido, el caso de China tiene una multiplicidad de elementos a tener en cuenta. Como señala el teórico de la traducción André Lefevere, hay dos factores responsables de la integración sistemática de la literatura dentro del ente social. Uno es el “profesional”, es decir, los críticos, profesores, traductores, etc. El otro es el “mecenazgo” o poder que impulsa, defiende u obstaculiza la literatura, que consta de tres componentes: el ideológico, el económico y el que se refiere al estatus. Si hacemos un repaso de la traducción y difusión de la literatura latinoamericana en China, podemos observar que el orden de importancia que tienen dichos factores se alterna según el cambio del entorno sociocultural.

 

La traducción de obras literarias latinoamericanas ha pasado por tres etapas: desde la fundación de la República Popular China hasta 1978; de 1979 (año en que se inició el proceso de reforma y apertura) a 1999; y de 2000 a la actualidad. Las traducciones de Borges no surgieron sino hasta la segunda etapa. Además, aunque el primer libro de Borges fue editado en 1983, hubo que esperar hasta la década de 1990 para que se publicara un considerable volumen de sus obras.

 

Entre 1949 y 1978 se editaron 82 obras latinoamericanas en China, de las cuales el 90 % salieron a la luz en los primeros 17 años (1949-1965). Desde mediados de los años 60 hasta finales de los 70 se produjo un silencio casi total en la publicación de literatura extranjera debido a la Revolución Cultural. Durante esas décadas, la ideología fue un factor prioritario y ejerció también una gran influencia en el campo de la traducción. Las obras traducidas se limitaban a un estilo realista, con una aguda crítica a la sociedad capitalista. Gran parte de los escritores traducidos al chino compartían la ideología comunista como, por ejemplo, Pablo Neruda, Jorge Amado y Nicolás Guillén, los más traducidos en aquellos años. No podemos negar el talento literario que tenían, pero, sin duda, fue su posición ideológica la que impulsó su circulación en China.

 

En cuanto a la literatura argentina, el primer libro en China se publicó en 1958. Se trató de una antología de cuentos infantiles titulada Martín no robó nada, de Álvaro Yunque. Hasta 1978 se publicaron apenas diez obras de escritores argentinos. La sola enumeración de algunos títulos puede ser una buena explicación de la ausencia total de Borges durante esta etapa: El río oscuro de Alfredo Varela (1959), El centroforward murió al amanecer de Agustín Cuzzani (1961) y Gran Chaco de Raúl Larra (1961).

 

En 1979 se inició el proceso de reforma y apertura en China, que no solo se limitó al sector económico, sino que también produjo profundos cambios en todas las áreas de la sociedad. Después de unos diez años de aislamiento, la apertura despertó una gran demanda por la publicación de libros extranjeros. Ese mismo año se fundó la Asociación China de Estudios de la Literatura Española, Portuguesa y Latinoamericana, cuyos especialistas comenzaron a decidir qué libros traducir. Ya no se tenían en cuenta la ideología ni la política, y se prestaba más atención a la calidad de las obras.

 

Durante este periodo, 277 títulos fueron traducidos al chino, incluyendo las figuras más notables de la literatura latinoamericana como Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y Jorge Luis Borges. En el campo de la literatura argentina, se observa también un notorio cambio en comparación con las décadas anteriores. Entre los 34 libros traducidos durante esos años destacan Martín Fierro de José Hernández (traducido en 1984), Don Segundo Sombra de Ricardo Güiraldes (1984), Amalia de José Mármol (1985), El túnel de Ernesto Sábato (1985), El beso de la mujer araña de Manuel Puig (1988), La invención de Morel de Adolfo Bioy Casares (1992) y Los premios y Rayuela de Julio Cortázar (1993 y 1996, respectivamente).

 

La aparición de Borges

 

Las primeras obras de Borges en China aparecieron en 1979, las cuales fueron cuatro cuentos traducidos por Wang Yangle y publicados en la revista Literatura y Arte Extranjero: El jardín de los senderos que se bifurcan, El sur, El evangelio según Marcos y Tigres azules. Más tarde, en 1981, en el número 6 de la revista Literatura Mundial se publicaron las primeras obras poéticas de Borges, traducidas por Wang Yongnian: Despedida, Arte poética, Oda escrita en 1966, El oro de los tigres y El ciego. Aquel número también cuenta con tres cuentos borgeanos: Hombre de la esquina rosada, La forma de la espada y Emma Zunz. En junio de 1983 salió a la luz el primer libro de Borges publicado en China, Antología de cuentos de Jorge Luis Borges, traducido por Wang Yangle. Entre 1983 y diciembre de 2017 se publicaron 58 libros del escritor argentino en China.

 

Sin embargo, en la década de 1980 solo apareció una antología de cuentos de Borges. El Premio Nobel otorgado a Gabriel García Márquez en 1982 despertó en China el interés a gran escala por la literatura latinoamericana, en especial por los escritores del llamado Boom latinoamericano. García Márquez y Mario Vargas Llosa comenzaron a ocupar el centro de las letras latinoamericanas en China. Casi todas las obras de los autores más prestigiosos se han reeditado en estos años. Por ejemplo, Zhejiang Literature & Art Publishing House volvió a publicar Obras completas de Jorge Luis Borges.

 

Hasta diciembre de 2017, además de 58 obras de Borges, también se han publicado en China tres libros de conversaciones del autor argentino con otros escritores: Diálogos Borges Sabato (Orlando Barone), Siete conversaciones con Jorge Luis Borges (Fernando Sorrentino) y Borges at Eighty: Conversations (Willis Barnstone). Borges ocupa el primer lugar del listado de los escritores latinoamericanos más traducidos al chino entre 1949 y 2017. Y la literatura argentina es también la más traducida en términos generales con una totalidad de 139 títulos.

 

Como se sabe, el Oriente llegó muy temprano a la vida de Borges, y las lecturas relacionadas con China inspiraron su pensamiento y creación literaria. Borges siempre quiso conocer China; sin embargo, el país de Chuang Tzu se quedó para siempre en su sueño.

 

 
 
*Lou Yu, doctora en literatura, es secretaria general de la Asociación China de Estudios de la Literatura Española, Portuguesa y Latinoamericana, y cofundadora de la Comunidad de Estudios Chinos y Latinoamericanos (CECLA). Trabaja en el Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号