CHINAHOY

HOME

2011-October-13 09:37

El árbol fusang

 

 

En la antigua leyenda china, fusang (gumamela) es un árbol mágico relacionado con el sol, cuya leyenda data de tiempos muy antiguos, y aparece en el Shanghai Jing.

 

Pintura del árbol fusang descubierta en América.

 

Según este libro, fusang es un árbol mágico del Este que se halla en el mar oriental, al norte del reino Heichi, por donde sale el sol diariamente ayudado por un pájaro. En la leyenda, fusang tiene varios miles de zhang (unidad de medida de longitud, 1 zhang=3,33 metros) de altura y más de mil zhang de ancho, plantado en medio del mar, y encima de él viven 10 soles. Entre los soles, uno está en la parte más alta y los otros 9 abajo y funcionan por turnos. Las aguas del mar hierven ya que allí se bañan los soles diariamente.

 

Pintura del árbol fusang descubierta en las tumbas de Mawangdui de la dinastía Han del Oeste de China.

 

Respecto a la ubicación exacta de fusang, podemos decir que es un enigma impenetrable de la antigua geografía mantenido durante toda la historia. Según una creencia ampliamente divulgada en los últimos siglos, la ubicación de fusang tiene algo que ver con México. Fue el francés De Guignes el primero en plantear esta hipótesis. En su informe de investigación entregado en 1761 señaló: Según registros históricos de China, en el siglo V, había llegado un monje a fusang, creyendo que era México. En sus palabras hace referencia al libro histórico Reino Fusang-Reinos Extranjeros-Historia de Liang.

 

Pintura del árbol fusang en forma de pita, dibujado por los mixtecas.

 

Liang fue una dinastía de régimen separatista feudal establecida en el sur de China en el siglo VI. “Liangshu” es el libro que registra la historia de esta dinastía. Reinos Extranjeros-Historia de Liang relata de manera relativamente sistemática la historia de países de ultramar y sus leyendas, costumbres, productos típicos y el intercambio económico y cultural entre ellos y China.

 

El perro del cielo ataca al sol (eclipse solar).

 

Según los mencionados registros históricos, “Fusang está unos 10.000 kilómetros al este del reino Dahan, al este de China, y tiene ese nombre por sus numerosos árboles fusang”. En Reinos Extranjeros-Historia de Liang se mencionan diversos países del Oriente, en que Gaogouli es el primero, seguido por Baiji, Xinluo, y los reinos Woguo, Wenshen, Dahan y Fusang. Es el único libro chino donde se habla de fusang como reino. De ahí se ha descartado la posibilidad de que Fusang se refiera a Japón, ya que lo que coincide con el último es el reino Woguo. Para llegar de Dahan al reino Fusang, hay que viajar 10.000 kilómetros pasando por Japón y el reino Wenshen (posiblemente Hawai).

 

Pintura del árbol fusang en las ruinas de ofrenda de los mixtecas.

 

En Reinos Extranjeros-Historia de Liang se relata un cuento: Hui Shen, un monje chino, con sus 5 discípulos procedentes de Afganistán viajan en barco a Fusang, país muy lejano que está en el extremo Oriente, con características parecidas a la cultura maya mexicana. Dice el monje que ha observado que la gente local aprovecha la corteza del árbol para hacer ropa y papel y su escritura está basada en caracteres cuadrados. Al igual que el emperador chino, su rey está rodeado de muchos músicos y cortesanos, además cambia el color de su traje imperial cada 10 años. Muy parecido a China, Fusang cuenta con un estricto sistema jurídico, donde el castigo no sólo está dirigido al criminal, sino también a sus hijos, e incluso a sus nietos. Todo lo mencionado arriba coincide con la cultura india mexicana, ya que es difícil explicarlo sólo a través de la casualidad.

 

Tótem de bronce del tigre de la provincia Anhui, dinastía Shang.

 

No pocos expertos extranjeros creen que fusang sea precisamente la pita, un producto típico de México. Pero esta última sólo dispone de una característica, y es que su corteza se puede utilizar como tela para hacer ropa, pues es un material parecido al algodón. Además, algunos consideran que fusang es el maíz, y otros que es el algodón, producto típico de México, por su hoja parecida a la del árbol de tung (Aleurites fordii).

 

Fecha del tigre del calendario solar azteca.

 

Entre lo expertos chinos, Zhang Taiyan (1869-1936) fue uno de los primeros en plegarse a la opinión de De Guignes. En su obra titulada Wenshi, Zhang consideró que Fusang es México. Sin embargo, algún tiempo antes varios expertos foráneos estaban en contra de esa teoría, tal como el alemán H. J. Klaproth, quien en su tesis publicada en 1831 dijo que era imposible que Fusang fuera México, y que aquélla debería ser Japón o Sakhalin (Isla Sakhalin). De ahí se han formado dos grupos representativos respecto al lugar definitivo que ocupa Fusang. A partir del siglo XVIII, en los círculos académicos de Occidente numerosos misioneros y expertos orientales participaron en este debate. Según las estadísticas, había más de 39 tipos de tratados sobre el tema elaborados por expertos extranjeros. En China, muchos estaban de acuerdo con el criterio de que Fusang se hallaba en México. Aparte de Zhang Taiyan, Zhu Qianzhi (famoso filósofo e historiador chino, (1899-1972, autor de Investigación Textual en Fusang, publicada en 1941) y Deng Tuo (famoso periodista contemporáneo, 1912-1966, autor de ¿Quién fue el primero en descubrir América?, publicado en 1961) eran los más influyentes en el tema.

 

Tótem de una persona del grupo “Tigre” de Centroamérica, que lleva una corona cónica.

 

Civilizaciones Hermanas

  • Cumbre sobre el cambio climático de Durban
  • Serpiente emplumada americana y dragón chino
  • Guizhou Mirando hacia el futuro
  • Aprender español, la nueva moda
  • Actualidad de noviembre de 2011